Marketing comercial versus Marketing consciente

Las marcas tienen a su alcance un catálogo amplio de opciones para presentar y comercializar sus productos y servicios. En esta ocasión, analizaremos dos alternativas opuestas que han irrumpido en distintas épocas: el marketing comercial y el marketing consciente.

Descubramos sus diferencias y por qué uno ha llegado para sustituir al otro.

¿Qué es el marketing comercial?

La revolución industrial sucedida desde el siglo XVIII cambió sin precedentes el funcionamiento de las sociedades y empresas. Se produjo un crecimiento paulatino de distintos emprendimientos enfocados en elaborar una gran cantidad de productos. Su objetivo era claro: vender todo lo posible y hacer que la ciudadanía siguiera comprando en la posteridad.

Estos son los cimientos sobre los que se originó posteriormente el marketing comercial. Su propósito es la venta de productos y servicios sin más preocupaciones que el beneficio económico. Sitúa en el foco del proceso la relación entre los bienes que ofrece una marca y las personas consumidoras.

¿A qué nos referimos con marketing consciente?

Si bien el enfoque de vender productos y mostrarlos como opciones únicas obtuvo un gran éxito, en la actualidad está cambiando el panorama. El auge de la tecnología y la globalización llevó a las marcas a aproximarse a su público objetivo y a escuchar sus necesidades, deseos y preferencias.

Fruto de todo ello, se potencia una filosofía de ventas que prioriza la calidad por encima de la cantidad. Además, coloca en primer lugar a las personas construyendo una relación basada en la escucha activa, valores, respeto y soluciones.

Desde Greenin, creemos que además de ese compromiso con las personas, las marcas también debemos tomar conciencia de nuestro impacto en el planeta

El marketing consciente nace en el momento propicio para responsabilizar a las empresas con su huella en el mundo. Para ello, se persiguen acciones positivas, con un propósito claro y creando una relación de confianza con la comunidad.

¿Cuáles son sus diferencias?

El marketing comercial tiene como único enfoque vender, mientras que el marketing consciente también tiene en cuenta las consecuencias de sus productos o servicios.

¿Son inconciliables? Desde Greenin, creemos que es fundamental ofrecer calidad, atender las necesidades de las personas y del planeta y, a partir de ahí, buscar las ventas con esas premisas prioritarias. Asimismo, consideramos que dentro del marketing consciente siempre existirán pequeñas huellas del marketing comercial, pero sin que sean contradictorias o perjudiciales con los valores conscientes.

Por nuestra parte, sostenemos el lema de «adaptar la publicidad a las necesidades reales del planeta y de las personas». Consideramos que se necesitan empresas implicadas con el futuro que merece el mundo. Ante este panorama en el que es urgente cambiar las prácticas que nos han llevado a la situación actual, es preciso que cada individuo y cada grupo se comprometa en su especialidad y en su pasión aportando valor al colectivo. Las empresas tienen un papel clave al corregir su impacto en el planeta, hacerse cargo de ello y convertirse en agentes de cambio

¿Te unes a la era consciente?

También te puede interesar: ¿Qué es el marketing consciente?

comparte

Más artículos

Suscríbete

a nuestra Newsletter

Recibe contenido de valor y aprende más sobre marketing consciente